SUBPESCA Y COMUNIDAD INDIGENA FIRMAN CONVENIO DE USO DE BORDE COSTERO EN CHILOE

Un convenio que asegura el traspaso de 58 hectáreas de superficie del borde costero y marino, fue el que concretaron  el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, a través de la Subsecretaría de Pesca, con la comunidad indígena Buta Lauquen Mapu, en la comuna de Ancud.

El acuerdo entre el organismo de Estado y esta comunidad de la etnia ancestral asegurará y garantizará una administración regulada del empleo de la costa y el mar.

Contexto

La ley de Espacios Costeros Marinos de los Pueblos Originarios (ECMPO) es una herramienta de conservación, que permite a las comunidades indígenas, cuyos planes de administración han sido aprobados, firmar un convenio de uso para la posterior administración de estos espacios, de manera de resguardar los usos consuetudinarios, mantener las tradiciones y desarrollar actividades acorde al uso sustentable de los recursos naturales.

Para el caso del  Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios “Buta Lauquen Mapu”, de la comunidad Indígena Buta Lauquen Mapu, comuna de Ancud, este proceso ha sumado 4 años desde su inicio (Ingresando el 24 de enero del año 2014) y los usos invocados fueron: Extracción de mariscos, Recolección de algas, Pesca, Avifauna y turismo, uso recursos marinos en la agricultura familiar, comprendiendo la naturaleza de porción de agua y fondo de mar.

Francisco Muñoz, seremi de Economía de Los Lagos, explicó que el Ministerio de Economía dispone de un conjunto de herramientas orientadas a potenciar la actividad productiva de estos pueblos originarios.

“Disponemos de herramientas para que la comunidad indígena diversifique su producción y estén preparados para otros eventos como la marea roja o temas económicos que ellos puedan desarrollar”, resaltó.

La comunidad

Iberia Terumán, presidenta de la comunidad indígena Buta Lauquen Mapu de Calle, precisó que como agrupación “hemos luchado bastante con altos y bajos, pero allí fortaleciéndonos, es un logro debido a nuestra realidad y vamos a poder administrar nuestros recursos; o sea, con el plan de administración vamos a llevar a cabo para sustentar el autoconsumo de las familias huilliches”.

El traspaso en acuerdo de esta superficie, favorecerá a 32 familias de raíz huilliche de la localidad rural ancuditana, donde se va a potenciar y regular a la vez la extracción de pelillo y mariscos, sumando la protección del medio ambiente y el fomento del etnoturismo.

Cabe señalar que la ceremonia  de transferencia se oficializó el pasado viernes,  en un acto realizado en la Municipalidad de Ancud y  que congregó a representantes huilliches y autoridades municipales, de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y de la Seremi respectiva.

Esta entrada fue publicada en Chiloé. Guarda el enlace permanente.

Comments Closed